Descubre cómo aprovechar el verano para reducir el consumo de luz

En verano aumenta de manera considerable el consumo energético, por eso, en este artículo hemos recogido algunos consejos que nos ayudan a consumir menos luz y contaminar menos.

Para empezar, debemos saber qué aparatos de nuestro hogar consumen más energía. El frigorífico encabeza el ranking. Tenerlo siempre enchufado, por necesidad, provoca que sea el aparato que más consume de la casa. No obstante, gracias a la producción de este tipo de electrodomésticos “A++” o “A+”, llegamos a reducir el consumo, gastando una media inferior al 40%.

En segundo lugar, tenemos a la lavadora y la secadora. La opción de lavado conlleva un alto gasto de luz y agua. Sin embargo, utilizar programas de lavado con agua fría reduce notablemente el consumo. Pues, el proceso del calentamiento de agua es uno de los mayores factores de consumo de energía. Mismo caso ocurre con los calentadores eléctricos. En verano, las duchas frías y cortas nos ayudan a disminuir el consumo. Por otro lado, la secadora debemos usarla para casos absolutamente necesarios. En estas fechas, se recomienda aprovechar el calor y las largas horas de sol para tender nuestra ropa.

Por otra parte, se recomienda apurar las horas de luz solar abriendo las ventanas para alumbrarnos con luz natural. No dejar luces encendidas, aunque vayamos a volver a ese lugar de la casa más tarde. Otra alternativa es cambiar las bombillas “normales” por las de bajo consumo. También debemos apagar cada electrodoméstico que no vayamos a usar. En último lugar, se recomienda desconectar las tomas de corriente si nos vamos unos días fuera de casa en vacaciones.

Otro caso de fuerte consumo en verano, es el uso del aire acondicionado. Se recomienda usarlo en breves periodos de tiempo, no tenerlo todo el día enchufado. Por las noches, utilizar la opción de programar el aparato para que se apague durante la madrugada (no dejándolo encendido toda la madrugada).

Por último, debemos aprovechar “las horas de consumo económico”. En verano, este horario suele comprenderse entre las 23.00h y las 13.00h del día siguiente. Por ello, durante esta franja horaria, se recomienda utilizar electrodomésticos de alto consumo como lavadoras.

Comparte en....Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *